headEuroazjaAm Hiszp 8a

 

El viernes 8 de octubre de este año se celebró el nacimiento de dos campanas gemelas "La voz de los no nacidos": para Ecuador y Ucrania. Gracias al Internet, se pudo transmitir en vivo en YouTube desde el lugar de fundición en Polonia para Ecuador. El P. León Juchniewicz, misionero polaco que ha estado trabajando en Ecuador durante más de 30 años y patrocinando movimientos provida, tradujo todos los comentarios del polaco al español. El padre León es también custodio en América del Sur del Icono de Częstochowa en la peregrinación "De Océano a Océano" en defensa de la vida humana y la familia.

Gracias a una iniciativa de la fundación polaca de la región de Podkarpacie, Życiu Tak (¡Sí a la vida!), el 26 de agosto de 2020, en la fábrica fundadora de campanas de Jan Felczyński, que cuenta con 213 años en el negocio y que se encuentra en la ciudad de Przemyślse, se fundió la primera campana de bronce La voz de los no nacidos. Dicha campana cuenta con un peso aproximado de una tonelada. Luego, fue llevada a Roma y el 23 de septiembre fue consagrada por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Desde entonces, la campana ha visitado varias parroquias y participado en las Marchas por la Vida en Polonia, despertando la conciencia y un enorme interés de la gente.

El gran éxito de esta idea despertó el interés de los defensores de la vida de Ecuador y Ucrania, quienes pidieron que se les hicieran campanas similares. La solicitud fue aceptada y los diseños de las próximas campanas se adaptaron al país de destino. De manera similar a la campana polaca, hay un adorno en forma de cadena de ADN, que simboliza el código genético de los padres: una mujer y un hombre, madre y padre de una nueva vida, y una imagen de ultrasonido del niño concebido. Sin embargo, las inscripciones están en español para Ecuador y en ucraniano para Ucrania.

El nacimiento de las campanas gemelas tuvo lugar en la misma fábrica fundadora de la campana polaca, que ha estado en funcionamiento desde 1808. El evento inició con las palabras de Mons. Giovanni Battista Piccioli, de ascendencia italiana, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guayaquil, diócesis que recibirá una de las campanas.

Mons. Piccioli expresó su admiración por la excelente iniciativa de crear las campanas de La voz de los no nacidos. Hizo hincapié en que el golpe de una campana tiene una fuerza enorme, que es muy necesaria para los defensores de la vida. Agradeció en nombre de Guayaquil y expresó que espera con impaciencia la llegada de la campana.

A continuación, intervino la asambleísta Geraldine Weber, señalando que actualmente se libra una batalla por la vida en Ecuador, ya que por presiones externas en la Asamblea se inició la elaboración de una ley para legalizar el aborto en caso de violación. Enfatizó que el aborto es ilegal en Ecuador, y ahora ella junto a un grupo de personas lucha para proteger a las mujeres y castigar al perpetrador, no a la víctima. También recordó que el 8 de octubre, día de la fundición de la campana, era de gran trascendencia para el país, pues en 1873 el presidente Gabriel García Moreno, firmó el acta de consagración del Ecuador al Sagrado Corazón de Jesús, siendo el primer país en el mundo de realizar esta consagración. El hecho de que la campana se fundiera exactamente 148 años después es de gran importancia.

En la ceremonia vía zoom también estuvo presente la Sra. Estela Zea de Furlato, quien fue la persona en solicitar a la Fundación polaca la campana para la Arquidiócesis de Guayaquil y para la Iglesia de todo el Ecuador. Ella organizó una recaudación de fondos entre amigos para que pudieran participar en el costo de hacer la campana. La Sra. Estela Zea es una mujer provida muy activa, que también se preocupa por el entierro digno de las víctimas del aborto.

Durante la fundición de las campanas, se recitó una oración en polaco y ucraniano recitada por el P. Grzegorz Draus de Ucrania, y luego en español por el P. León.

Aquí está el texto de esta oración:

¡Padre de la vida! Te damos gracias por el don de cada vida, por crear el mundo entero. Nos conoces antes de que nos formaras en el vientre materno. Haznos protectores de la vida de los más pequeños de nuestros hermanos. ¡Que todo lo que vive te alabe, Señor! ¡Señor, lo sabes y conoces todo! Ayúdanos a defender la vida. Amén.

Waldemar Olszewski, director de la fábrica fundidora, explicó en detalle el complicado proceso de fundición de campanas. De esta manera, se puso en marcha el procedimiento de realización de los moldes y rápidamente se pasó la información de que ya habían nacido las campanas gemelas, que acogieron con gran alegría.

El vicepresidente de la fundación polaca Życiu Tak, Bogdan Romaniuk, y el vicemariscal de la región de Podkarpackie, Piotr Pilch, también agradecieron esta iniciativa. Luego habló Lech Kowalewski, coordinador de la peregrinación De Océano a Océano, que hizo hincapié en que, como el corazón de una campana y su poderoso sonido, el corazón palpitante de un niño concebido es un signo de vida.

Al final de todo el evento, Monse. Piccioli bendijo a todos los que se involucraron para que este proyecto sea una realidad y a los que participaron gracias a la transmisión en vivo de YouTube.

El Santo Padre ya ha confirmado su voluntad de consagrar las nuevas campanas, que tendrá lugar el 27 de octubre. Por tanto, los organizadores invitaron a todos a Roma para ese día.

Si está interesado en la retransmisión de la ceremonia, haga clic AQUÍ

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.