headEuroazjaAm Hiszp 8a

 

El martes 14 de agosto en la tarde, en la víspera de la Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María, el Icono de Nuestra Señora de Czestochowa llegó al Santuario Mariano de los Padres Pasionistas, en Wejherowo

Las indulgencias en la festividad de la Solemnidad de la Asunción, que es gran parte de la visita de Nuestra Señora al santuario, comenzaron con la celebración de la santa misa en la capilla de la Casa de María en el Calvario, a las 19h00, con el reverendo Dr. Ernest Siekiera, general del monasterio franciscano en Roma.

Después de la eucaristía, celebrada por la intención de proteger la vida, y en medio de un hermoso paisaje de las capillas del Calvario iluminadas con las velas que prendieron los peregrinos, las sirenas de los carros patrullas sonaron al ver llegar a tan distinguida huésped en el Icono de Czestochowa.

Con los corazones palpitando de gran alegría, el padre Daniel Szuztak, custodio del santuario, y Bogdan Toklowicz, vicealcalde de la ciudad, se dirigieron a María con estas palabras: “a los pies de la Jerusalén de Kashubian, te recibimos, María, ¡Madre y Reina!”

De esta manera, las familias saludaron el Icono a nombre de todos los presentes y de quienes los acompañaban espiritualmente, especialmente los enfermos. Donaron una casulla mariana al santuario, como recordatorio de este momento histórico.

Luego de la ceremonia de bienvenida y del canto de Jasna Gora Appeal, el padre Kustosz recitó el Acto de Consagración a la protección de la vida y el amor a Nuestra Señora. Después, todos juntos con el Icono, que fue cargado por varios grupos (hombres, mujeres, jóvenes, clérigos, religiosas, incluso dos hermanas que al día siguiente harían sus votos perpetuos, los delegados de la Asociación Kashubian-Pomeranian y grupos del Orientación Familiar), salieron en procesión, con velas en manos, meditando las estaciones de Nuestra Señora, en camino a la dormición y entierro, para luego terminar en la iglesia del convento.

Los fieles, que estaban reunidos en grandes grupos en las calles y dentro de la iglesia, participaron de las oraciones de la vigilia hasta el día siguiente. A media noche se realizó el sacramento de la eucaristía, celebrada por el padre Tyberiusz Nitkiewicz, quien había hecho lo imposible para que María, en el Icono de Jasna Gora, visite Wejherowo.

Alrededor de las 7h00 del día siguiente, con gran emoción y pesar, los guardias del santuario y los feligreses acompañaron al Icono hasta el “Móvil Vida”, y luego Ella salió de Koscierzyna junto a una caravana de carros, la policía y el cuerpo de bomberos.

A las 10h00, se celebró una misa con el padre Ernest Siekiera por la intensión de la paternidad, la sacralidad de la vida y los frutos de esta santa visita.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.