headEuroazjaAm Hiszp 8a

 

En la tarde del 12 de agosto, el Icono de Czestochowa fue cargado en procesión por las calles principales de la ciudad, desde la Catedral Católica a la Catedral Ortodoxa de San Nicolás, el trabajador milagroso. El Icono fue recibido en frente de la catedral por Su Eminencia, el arzobispo Jakub, ordinario de la diócesis de Bialystok-Gdansk, quien, asistido por sacerdotes y diáconos, recibieron el Icono de manos de sacerdotes católicos.

Todos juntos entraron en la catedral. El Icono fue colocado en un podium. Primero, los sacerdotes católicos besaron y veneraron el Icono, dejando luego la catedral ortodoxa entre agradecimientos y despedidas.

Miles de fieles llegaron para saludar a María en el Icono y muchos de ellos esperaron largas horas por la noche para tener la oportunidad de entrar en la catedral y tocar el Icono. El coro ortodoxo cantó un himno en honor a Nuestra Señora de Czestochowa llamado “Victoriosa Invicta”, así como el Akathist, el himno más antiguo de la Iglesia en honor a la Santísima Virgen María.

Muy temprano en la mañana del 13 de agosto, se celebró la liturgia divina, y hubo tiempo para oraciones personales de los fieles, permitiéndoles que besaran y veneraran al Icono. La iglesia siempre estuvo llena con las oraciones de los peregrinos, quienes con lágrimas en los ojos llegaban hasta el Icono para despedirse de Ella en la tarde, cuando fue escoltada fuera de la catedral ortodoxa, para continuar su viaje por el mundo en defensa de la vida.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.